Morelia, Mich., a 26 de septiembre del 2020. Las organizaciones que trabajamos en favor de la vida y la familia en Michoacán, queremos manifestar nuestra solidaridad y unirnos al dolor de la familia de Jessica González Villaseñor, ante el crimen injustificable y despreciable de que ha sido objeto.
Consideramos que las Autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de prevenir, proteger y garantizar la seguridad y la vida de todos los que integramos la sociedad de Michoacán; sabemos que la procuración de Justicia atraviesa por un complicado sistema jurídico que otorga más garantías en favor de los imputados, dejando de lado los derechos de las víctimas, aunado a ello se suma la incapacidad y desinterés de muchos de los servidores públicos para cumplir debidamente con su trabajo.
Sin embargo, entendemos que la violencia que actualmente impera en nuestro Estado y a la cual estamos expuestos todos, no podremos combatirla si no es con la participación y suma de todos los sectores y ámbitos de la Sociedad, iniciando desde nuestros hogares y familias.
Reconocemos el trabajo de varios Organismos Públicos, privados y Eclesiales sobre la construcción de diálogos y programas de acción que sirvan para encontrar la tan ansiada paz social, pero entendemos que no es suficiente mientras no haya la integración y colaboración de TODOS.
Consideramos que no es el momento para que algunos políticos, líderes sociales o movimientos radicales convoquen mediante mensajes de odio a dividir y a generar más violencia que no aportaría nada a este momento que vive nuestra querida ciudad de Morelia, invitamos a todas las fuerzas sociales a trabajar, desde nuestras capacidades, en impulsar un dialogo que coadyuve con el Gobierno a encontrar posibles soluciones a la inseguridad y al clima de ilegalidad que vivimos, todos los días en los diferentes espacios de nuestra vida.
Es el momento de la reconciliación y no de la división, volver a trabajar en la integración de las familias, regresar al dialogo y no a la descalificación de nadie, respetarnos en las diferencias, sanar las heridas que nos han lastimado y encontrarnos con el otro, sentirnos parte de una misma comunidad, recordemos que la primer condición para generar paz, es encontrarla y llevarla en el corazón de cada ser humano.
Exigimos justicia para Jessica González Villaseñor, pero también para todas las mujeres y hombres que han sufrido algún tipo de violencia o daño en su persona y que aún no la han encontrado por parte de las autoridades que les corresponde garantizarla.
Hoy más que nunca, convocamos a todas los morelianos para trabajar en la construcción de un Estado sin violencia, desde donde cada quien nos encontremos y podamos, con nuestra voluntad y esfuerzo, aportar para crecer como sociedad, en donde se viva y se convivan los valores del respeto, la solidaridad, la libertad, en el marco de la legalidad, la caridad, principalmente con los más necesitados y la justicia social para todos.
NI UNA MENOS, NI UNO MENOS, NADIE MENOS.
EN MICHOACÁN TODAS LA VIDAS VALEN
A T E N T A M E N T E
LAS ORGANIZACIONES SOCIALES PRO VIDA Y PRO FAMILIA
DEL ESTADO DE MICHOACÁN DE OCAMPO.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here